12 septiembre, 2018
,

Un mes de terrible vacío

 

 

*Por Luana Juve,
pareja de Cristopher «Bocha» Rego, asesinado por Prefectura el 12 de agosto de 2018, en Parque Patricios.

Hoy se cumple un mes desde que lo asesinaron a sangre fría. Pasan los días pero el dolor no disminuye, crece y crece, y se me hace muy difícil ponerlo en palabras, exteriorizar la impotencia, expresar cómo me siento. Estoy como puedo, sin otra opción que seguir adelante por nuestro bebé, segura que eso mismo haría él. Recién ahora estoy cayendo en que no está. Y que ya no va a estar nunca más. Me cuesta muchísimo aceptarlo, me mudé sola con Bastian y más que nunca siento su ausencia, el vacío terrible de la casa…

 

 

En lo más profundo de mi corazón sé lo que quisiera estar acá, disfrutando a nuestro hijo, por quien lo daba todo, por quien dejaba el alma. Fue un pibe al que nunca le fueron fáciles las cosas en la vida, pero a base de esfuerzo, energía y tiempo, conseguía sus metas. Nos conocimos el 21 de febrero de 2013 y, desde ese momento, siempre estuvimos juntos: ¡Cinco años y medio de una relación sin roturas! Jamás nos separamos, hasta que el 12 de agosto me lo arrancaron y a Bastian lo privaron de jugar con su papá. Se criará sin él, pero nunca dejaré de contarle cómo era y la verdad de lo que le pasó; crecerá sabiendo que lo mató Prefectura, sin ninguna razón y que la única “ayuda” posterior que nos brindaron desde el Gobierno se trató de un chiste: nos trajeron ropa para nuestro bebé, ¡pero mandaron para nena! Una absoluta cargada.

 

 

Por el crimen permanecen detenidos ocho prefectos que ya fueron procesados, aunque en la audiencia de la semana pasada pidieron su excarcelación. De hecho, una prefecta ya salió en libertad y tememos que al resto también los beneficien. A los verdugos del Bocha sólo quieren darles penas de 1 a 6 años, pero no vamos a permitir semejante atropello… ¡no sería ni la primera ni la última vez que liberen a estos asesinos con uniformes! De no haber sido porque su fusilamiento quedó registrado por las cámaras y por los aportes de los testigos, estoy segura que el caso sería uno más de los miles impunes tras el mal accionar de las Fuerzas de Seguridad. Lo sé por experiencia: una situación similar la viví con mi amigo Nehuén Rodríguez, que murió en marzo de 2015, atropellado por la Metropolitana.

 

 

Donde quiera que esté, sé que Bocha está dándonos fuerza. Su recuerdo, en horas de tanto dolor, es un respiro, una caricia.
Por él y por Bastian, no vamos a parar hasta que se haga justicia.

Relacionadas

GATILLO FÁCIL
17 noviembre, 2022

LOS MUNDIALES QUE LE ROBARON A LUCAS

SALUD
9 noviembre, 2022

SALUD EN RIESGO

SALUD
3 noviembre, 2022

SALUD PÚBLICA BAJO RCP