12 octubre, 2018
,

Encaminados por el Agua y la Vida

 

 

Las comunidades de Jujuy salieron a realizar la 3° caminata por la defensa del agua y el territorio. Partieron desde la localidad puneña de Coranzuli, en Susques, el día 2 de octubre y durante 11 días realizaron distintas paradas, bajando por la Quebrada hasta San Salvador de Jujuy. Desde La Poderosa de Juella y El Churcal nos sumamos a la asamblea de comunidades e indígenas libres “Qhapaq Ñan” el pasado lunes cuando la marcha de hermanos y hermanas llegó a nuestras tierras, para hacer retumbar con más fuerza este grito que avanza por un camino de concientización a partir de la práctica y defensa de derechos.

 

La caminata comenzó en Pozuelos, pasó por Cieneguillas, La Quiaca, Abra Pampa, Angosto el Perchel, puerta de Juella, Tilcara, Purmamarca, Volcán, Los Molinos, y Ciudad de Nieva, hasta llegar hoy a las 8 horas a la Plaza Belgrano de San Salvador, frente a Casa de Gobierno, donde nos recibieron los barrios de la Ciudad.

 

Con consignas como “libre determinación de los pueblos”, “derecho al agua y la vida”, “respeto de los derechos constitucionales”, y “reconocimiento de los territorios ancestrales”, el objetivo fue visibilizar todas las violaciones a los derechos de los pueblos indígenas que sufrimos por parte del gobierno de Gerardo Morales, que nos preocupan y requieren atención urgente.

 

Le exigimos al Estado provincial el cese inmediato de cualquier actividad que modifique, altere y contamine el ciclo natural del agua y afecte la producción familiar. Gritamos a los cuatro vientos que no vamos a permitir el proyecto de mina de uranio en Juella y Chinchillas. Así como demandamos que se garanticen las reparaciones ambientales en Laguna de Pozuelos, su entorno y todas las zonas afectadas por la minería destructiva y, por último, que se asegure la integridad de las comunidades indígenas.

 

A lo largo de la caminata se evidenció la entrega del territorio, de los recursos naturales de la Provincia sin ningún tipo de control a las empresas extranjeras que violan las leyes con engaños y despojos a comunidades, como las transnacionales Exar, Minera Aguilar, Jemse, Azul Pampa, Coranzuli, Miyuyoc, y Sales.

 

También nos manifestamos contra la militarización de las fronteras, y contra la Ley Provincial 5915 de Servidumbre, que permite el derecho de explotación y uso de territorios comunitarios a empresas privadas para proyectos de generación de energía eléctrica necesaria para la industria minera, sin ningún tipo de consulta o posibilidad de intervención de los pueblos a los que afectan. 

 

Bajo ningún punto de vista olvidamos que aún no se aplica la modalidad de Educación Intercultural Bilingüe, propuesta desde el año 2006 por el Concejo Educativo Indígena en todas las escuelas, porque sigue valorizándose más el idioma inglés o francés que el de nuestras raíces.

 

Abran bien los ojos que aquí viene invadiendo la ciudad el malón de negros, negras, koyas y aymaras, para traer la voz de la pacha mama y dejar bien clarito que la tierra es de quien la cuida y la trabaja.

Relacionadas

INCENDIOS
17 septiembre, 2022

¿QUÉ QUEDARÁ DESPUÉS DEL FUEGO?

Secuestro
5 agosto, 2022

QUEREMOS PAZ DEMOCRÁTICA EN JUJUY

Allanamientos
7 julio, 2022

OLA DE PERSECUSIONES