29 octubre, 2018
,

La 21-24 recibió a la escritora italiana Silvia Federici

 

 

 

El miércoles 24 en la villa 21-24 recibimos a Silvia Federici – escritora italiana, profesora y activista feminista – en el marco de una gira que está realizando por Argentina y Chile.

 

 

Aún sin conocerla personalmente, sabíamos de ella que se opone al neoliberalismo que hoy nos oprime, pero desde un enfoque que nos interesa especialmente a nosotras villeras: Federici sostiene que los trabajos de cuidado que hacemos gratis las mujeres son la base sobre la que se sostiene el capitalismo. Pero más allá de sus libros y teorías, vino a caminar las calles de uno de nuestros barrios, y eso es algo que no todos los intelectuales hacen a diario.

 

 

Días antes a la llegada de Silvia, marcamos en un mapa los lugares que creíamos eran más importantes y que por ende queríamos visibilizar. El primer lugar que visitamos fue la casa de Gilda Cañete, vecina de Tierra Amarilla que murió electrocutada el 6 de abril de este año, sacando agua de su casa por la falta de urbanización y el abandono del Estado. Seguimos nuestro recorrido pasando por el pasillo hasta llegar al segundo lugar marcado en el mapa, el pasaje Teodoro Urunaga que lleva el nombre de un militante del barrio. 

 

 

Luego le mostramos la placa que se colocó el año pasado en la casa de Micaela Gaona, quien fue asesinada en 2015, a sus 20 años, por su pareja Alexis Arzamendia. Hoy sabemos que si desde el Estado hubiera existido una red de contención y ayuda a mujeres en situaciones de violencia, ella estaría acá y no tendríamos una cooperativa en su nombre. Pero Mica era mujer y villera, lo que eso implica una doble discriminación y opresión por parte del sistema. 

 

 

También estuvieron presentes las vecinas que forman parte de Kuñá Panambí (Mujer Mariposa) y contaron de su trabajo en el barrio y cómo acompañan a las vecinas cuando se encuentran en relaciones violentas. Fuimos a la plaza San Blas y seguimos profundizando la articulación con la Red de Organizaciones de Mujeres de Villa 21-24 y Zavaleta, debatiendo sobre diversas problemáticas entre mujeres de diferentes organizaciones y autoconvocadas.

 

 

Estamos hartas de que siempre hablen por o sobre nosotras, como cuando dicen que «nos embarazamos por un plan». Esa frase implica una tremenda discriminación y refuerza estigmas, y lejos está de detenerse a cuestionar la falta de acceso a la información y a los métodos anticonceptivos correspondientes que deberían ser garantizados mediante políticas públicas de salud, porque es nuestro derecho. A esto se suma la situación en la que se encuentran las salitas en las villas que ya no dan abasto. 

 

 

Frente a toda adversidad, las vecinas de la asamblea supimos levantar una Casa de la Mujer donde encontrarnos, apoyarnos y acompañarnos. Allí, gracias a talleres y otros espacios, encontramos la contención que no encontramos en otros lados. Por eso, para finalizar el recorrido hicimos una asamblea donde cada vecina comentó las diferentes formas de luchar y de organizarse en el barrio. Porque ya no nos callamos más y al patriarcado lo vamos a tirar fortaleciendo el feminismo popular.

 

 

Relacionadas

VILLA 21-24
28 octubre, 2020

RATAS DE CIUDAD

Villa 21-24
1 junio, 2020

Ramona, otra vez