20 noviembre, 2018
,

Exincor cambió de mano pero no de maña

 

Exincor, la cartonera que producía embalajes, contenedores de calidad y cajas de cartón corrugado para diferentes empresas como el Ingenio Ledesma, Citrus, Santiago Sáenz así como a la industria tabacalera en general, sigue tomándole el pelo a sus trabajadores. Alrededor de 44 trabajadores durante el mes de junio dejaron sus puestos de trabajo por falta de liquidación. Luego de meses de lucha, el dueño Eugenio Cazón sentó a los trabajadores – que se mantenían en pie con fuerza popular; olladas, intervenciones, actividades – para llegar a un acuerdo porque no le convenía que los trabajadores dejen de producir ya que no generaban ingresos para la empresa, sin llegar a ninguna solución.

 

 

Durante el mes septiembre los problemas parecían haber llegado a su fin cuando el nuevo dueño de la empresa habló con los trabajadores para darles tranquilidad afirmando que el pago de los haberes adeudados se concretaría ni bien esté hecho el papelerío de cambio de dueños de la empresa. El empleado Sergio Humberto Julián de Exincor, que trabaja en la empresa hace 13 años de maquinista impresor, menciona que la nueva dirigencia de la empresa se comprometió, después del acampe, a garantizar todos los puestos de trabajo a partir del primero de octubre.

 

 

Con la lucha de la asamblea se logró fijar una audiencia conciliatoria el día 17 de octubre, en donde se plantearía empezar las actividades normales, fijando un plan de trabajo. Sin embargo, el plan de trabajo de Exincor constaba en el mantenimiento del predio, limpieza, goteras, entre otros, empleando sólo a 15 de los 44 trabajadores afectados. Los medios locales, parte esencial de la opereta empresarial, luego de visibilizar que el conflicto «se había solucionado», silenciaron todas las demás problemáticas que venían arrastrando los trabajadores.

 

 

Frente a esto los trabajadores, alejados del individualismo y la apatía reinante en este sistema alienante, adoptaron el mecanismo de turnarse y rotar el trabajo para que ninguno se quede sin cobrar. “Nos deben junio, julio, agosto, septiembre, octubre y el aguinaldo, así como el compromiso por parte de la empresa de negociar los días de huelga, porque lo entendemos como un derecho. La empresa hizo un pequeño depósito de $4000 para que levantáramos el acampe, pero hoy en día no alcanza para nada, nosotros lo que queremos es conservar la fuente de trabajo» sostuvo Sergio.

 

 

Se cumple un mes más de promesas incumplidas, pero estas gargantas obreras no se callan y piensan seguir la lucha, exigiendo la reincorporación de los trabajadores en su totalidad y el cumplimiento del compromiso adeudado.

 

 

¡EN EXINCOR NO SOBRA NADIE!

 

Relacionadas

Secuestro
5 agosto, 2022

QUEREMOS PAZ DEMOCRÁTICA EN JUJUY

Allanamientos
7 julio, 2022

OLA DE PERSECUSIONES

JUSTICIA POR IARA
29 septiembre, 2020

HOY ESTOY MITAD MUERTA: PERDÍ A MI HIJA