12 noviembre, 2018
,

«Yo dije basta»

 

* Por Karina,
cantante popular,
para La Garganta Poderosa.

 


 

Muchas mujeres soportamos hostigamientos cotidianamente. Y sí, cada vez que sufrimos amenazas, gritándonos que nos van a sacar lo que nuestros hijos necesitan para vivir o directamente adviertiéndonos que nos van a matar, sentimos miedo, mucho miedo, porque los femicidios no son palabras, son muertes todos los días. Por eso, muchas necesitamos gritar «BASTA», pero también necesitamos asistencia y un verdadero acompañamiento.

 

Personalmente, me cansé del maltrato, me harté de ver cómo intentaban hacerme sentir que no valgo. No es así, ¡nunca es así! Y siempre será mentira que «sin esa persona”, no sos nada: todas valemos. A veces el hombre violento viene a replicar lo que vivió en su familia, pero esa no puede ser su justificación, ni tu condena: vos valés mucho. Y yo también.

 

De chica, yo tenía una concepción equivocada, tanto que no pude acompañar a mi vieja, que sufría muchos maltratos por parte de mi papá. De hecho, nos criamos con mi hermano, viendo cómo le ponía un arma en la cabeza, mientras nos preguntaba si la tenía que matar o no. No hace falta decir qué tan duro fue para nosotros crecer en ese ambiente, en ese miedo. Ella soportó muchísimo sufrimiento, y yo lo pude comprender muy tarde. Pues al ser nuestra realidad cotidiana, naturalizábamos esa violencia, tal como permití luego muchos tormentos en mi vida personal, hasta que logre identificarlos. Por ejemplo, si un hombre me basureaba por usar una pollera corta o un escote, yo lo aceptaba y me cambiaba de ropa, porque sí, para mí todo eso era normal. Pero un día dije basta.

 

¡DIJE BASTA!
Y nunca más.

Relacionadas

Femicidio
26 julio, 2022

Cinco años sin Johana

Día del Orgullo
28 junio, 2022

ESTE ORGULLO QUE NO SE QUITA