10 enero, 2019
,

El desastre de siempre

 
 
La lluvia de este fin de semana nos sorprendió a pesar de haber estado amagando toda la semana. Fue tanta la cantidad de agua y la fuerza, que destruyó nuevamente nuestra calle principal, en la que ya usualmente los pies se hunden en el barro y hay pozos de piedras por doquier. El agua de la lluvia se mezcló con los residuos cloacales y la basura del microbasural que nos rodea, inundando la calle.
 
 
 
 
 
Los autos pasaban despacio por las dudas que se quedaran atascados, las motos directamente no pasaban. Si venías caminando te sacabas las zapatillas y a seguir, aguantando la podredumbre que se respiraba y se sentía en los pies. Esto no fue una simple secuela de una fuerte lluvia; hace más de 7 años venimos pidiendo urbanización, tanto al municipio, como a la provincia de La  Rioja, que no se quieren hacer cargo a pesar de que los vecinos venimos reclamando, llamando a radios cuando el colectivo dejó de entrar al barrio porque la calle principal estaba destrozada.
Pidiendo y yendo a reuniones en Secretaria de Tierras para ver cómo sigue nuestra situación, y en diciembre se realizó una maratón por las calles de nuestro barrio, en donde se veían las condiciones de las calles y nuestras casas.
Estamos cansados de no poder salir de nuestras casas por una simple lluvia.
 
 
 
 
 

Relacionadas

NO TE OLVIDAMOS CHINITA
25 octubre, 2020

SABINA, SEGUIMOS POR VOS

Virgen Desatanudos
22 mayo, 2020

Nos siguen vendiendo espejitos de colores

Virgen Desatanudos
23 octubre, 2019

La mirada de Sabina ilumina América Latina