21 diciembre, 2019
,

"Nadia está peleando por su vida"

* Por Carina Lucero, hermana de Nadia Lucero, victima de tentativa de femicidio.

Nadia es una chica súper alegre, familiera, bastante terca, «amiguera», muy compinche y súper compañera. Trabaja todo el día, es una «buscavida», como le dice mi papá. Ella hoy pelea por su vida, después de haber sido torturada por más de 20 horas por Laureano González, su pareja desde hacía cinco meses; este domingo a la medianoche, entró con total impunidad al hospital Lucio Molas, la dejó tirada en una cama, inconciente, y se profugó.

Nadia nunca lo había denunciado, la veíamos con golpes, pero ella nos decía que se los hacía trabajando. Hacía un mes y medio que convivían y notábamos que se iba alejando de nosotras. A él casi no lo conocíamos. Nadia anhelaba irse de vacaciones con sus hijos este verano. Estaba juntando plata para ir a Monte Hermoso a conocer el mar. También sueña con tener su casita para, como ella dice, no seguir rodando con sus dos nenes. Porque cuando no podía pagar un alquiler volvía a vivir conmigo o con mi otra hermana. Desea mucho tener un tercer y último bebé.

A González lo atraparon dos días después de haberse fugado. Desde el día de la audiencia judicial, en la que fue acusado por tentativa de femicidio triplemente agravado, se me pasan muchas cosas por la cabeza. Y tememos que lo quieran hacer pasar por loco. Me asusta pensar que tome represalias contra mi hermana, ya demostró que es capaz de todo. El estado de Nadia es crítico, nos preocupa su integridad física. Varias personas cercanas a él han intentado ingresar a la terapia intensiva, donde ella se encuentra luchando por sobrevivir. Estamos las 24 hs del día en el hospital, porque creemos que alguien puede atentar contra su vida.

Estoy totalmente convencida que ante la falta de respuesta del Estado, acompañarnos entre todas ayuda y mucho. Creo que el caso de mi hermana, si no hubiese tenido el apoyo y el acompañamiento de todas las mujeres que se solidarizaron y luchan a la par nuestra, para la Justicia hubiese sido una denuncia más. Hasta me permito pensar que, quizá, este tipo nunca hubiese aparecido.

Tal vez no soy el mejor ejemplo para dar consejos, porque durante muchos años callé violencia de género, sin embargo pude pedir ayuda a tiempo y estoy viva.. Sé que es muy difícil salir de ese círculo dañino, pero se puede. Dejémonos ayudar, siempre hay alguien dispuesto a brindarnos apoyo. Hoy le digo a todas las mujeres, ante el mínimo signo de violencia alejate, quien te quiere no te maltrata.

Relacionadas

falta de electricidad
28 agosto, 2020

DIEZ AÑOS SIN LUZ

La Pampa
30 marzo, 2020

«Mi sobrino no se golpeó sólo»

Almafuerte
24 febrero, 2020

A la escuela hay que volver con todo