30 julio, 2021
, Chubut

“ENTRARON A NUESTRA CASA PARA MATAR A MI COMPAÑERO“

ENTRARON A NUESTRA CASA PARA MATAR A MI COMPAÑERO

* Claudia Costa Basso, compañera de Tino John, víctima de gatillo fácil en Chubut.

Mi vida se destruyó en cinco minutos, no se necesitó más que eso: estábamos tranquilos y, de un momento a otro, la Policía de Chubut asesinó a Tino, el gran amor de mi vida. Él tenía 63 años y estábamos juntos desde 2006. Teníamos muchos proyectos en mente e íbamos camino a cumplirlos, pero hace dos meses nos arrebataron todo el futuro que veníamos construyendo.

Tino sufría de trastorno bipolar y estaba medicado; hace meses venía mal emocionalmente. El 26 de mayo, dos hombres se metieron a nuestro terreno; alguien vio a Tino con un rifle que era de su padre y llamó a la Policía. Al día siguiente llegó el Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP) y tiraron la puerta a patadas: ¡eran 20 efectivos los que llegaron armados! No entendíamos nada; por el miedo que nos provocó la situación, Tino se fue corriendo para arriba, a la pieza. Yo le dije que no saliera de ahí, no subí porque quería hacer algo para que no le hicieran daño. Pero fue inútil, porque me agarraron los efectivos, me ataron las manos y me empezaron a estirar de la cabeza hacia atrás, mientras les pedía por favor que me soltaran. Quedé inmovilizada, preguntando qué estaba pasando con Tino, porque no me decían nada y yo debía estar con él para calmarlo.

Lo siguiente que escuché fueron tiros. Sólo tiros. Muchos disparos en nuestra casa. Después llegaron más efectivos, e incluso la Policía científica. Yo sólo podía gritar, llorar y rogar que me soltaran. Nadie me dirigía la palabra, pero escuché un handy que “confirmaba el fallecimiento” de mi compañero. Luego pusieron una orden de allanamiento sobre la mesa, diciendo que “estaban esperando que llegue un fiscal”, ¡cuando debía estar acá desde el inicio! Tino tuvo una crisis y, sin embargo, la Policía no cumplió ningún protocolo como establece la Ley de Salud Mental de la provincia de Chubut. No había ningún psiquiatra para mediar en la situación o algún profesional: no entraron a un allanamiento, ¡entraron a matarlo!

Hoy estamos luchando para tener justicia y exigimos que la Justicia Federal aparte de la investigación a todos los involucrados.

Relacionadas

MEGAFLEX
2 diciembre, 2022

¡LOS TRABAJADORES NO NOS VAMOS NADA!

Fuerzas de Seguridad
29 noviembre, 2022

LA POLICÍA Y SU COSTUMBRE DE DISPARAR