31 octubre, 2021
, Urbanización

LA PLAZA DEL TERROR

Cada noche, una hamaca se balancea desvencijada en la Villa 31 de Retiro, pero el miedo no nos visita únicamente hoy. Acorrala a cualquiera cada vez que quiere salir a jugar, a divertirse en la placita de su barrio. La Secretaría de Integración Social y Urbana de la Ciudad de Buenos Aires, rodeada por una telaraña de excusas, no quiere arreglar nuestro lugar de recreación. Los juegos de la Plaza Wiphala están tan deteriorados que terminan siendo un peligro para nuestras pibas y pibes que, a pesar de las caídas y los golpes, no claudican ante los fantasmas de la urbanización. Mientras tanto, el Estado porteño, distraído y momificado, embellece otras plazas de CABA, pero nunca mira para acá. Aunque nos miren de reojo, se van a dar cuenta que queremos dejar de llamarle «la plaza del terror» y que pretendemos jugar con mínimas garantías de seguridad.

Ni noche de brujas ni día de los muertos, en Retiro fantasmean los funcionarios de la Ciudad.

Relacionadas

Educacion
28 septiembre, 2022

ESTUDIANTES EN LUCHA PORQUE LARRETA NO ESCUCHA

35° ENCUENTRO
26 septiembre, 2022

AYUDANOS A LLEGAR A SAN LUIS

Economía
26 septiembre, 2022

SALTA, LA DESABASTECIDA