2 febrero, 2022
, Educación

«ANTES QUE HABLAR DE EDUCACIÓN HAY QUE INVERTIR»

* Por Alicia Navarro, directora de la Escuela Primaria N°7 en la Villa 20, distrito 21, CABA.

Soy maestra desde hace 30 años, crecí en Lugano y siempre trabajé con chicas y chicos de la Villa 20 y de la provincia de Buenos Aires. Esta institución se inauguró en 2019, al principio no teníamos luz ni agua, y hasta el año pasado tampoco teníamos gas. Estuvimos con estufas eléctricas que ni calentaban, con mucho frío. Nada diferente a lo que viven las y los vecinos de la Villa 20.

Hay una realidad: el 54% de pibes y pibas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires son pobres. En estos dos años de pandemia muchos se tuvieron que mudar porque no pudieron pagar el monto de los alquileres. Eso hizo que nosotros, los maestros, tuviéramos que salir a buscar a chicas y chicos: los llamamos, trabajamos en conjunto con las familias a través de grupos de Whatsapp para ubicarlos y animarlos a estudiar.

Los que abandonan la escuela lo hacen porque sus padres quedan desocupados y tienen que salir a trabajar. Muchos funcionarios hablan, pero después no invierten para que haya más posibilidades. No depende solo de su esfuerzo, sino de las herramientas que tengan para luchar por sus derechos. Es difícil fomentar la educación cuando la falta de presupuesto se sigue viendo en la falta de conectividad, equipos e infraestructura.

A mi me enorgullece poder ver chicas y chicos que fueron mis alumnos y me dicen que están en una carrera universitaria. O, quizás, que no pudieron estudiar, pero que puedan realizarse de alguna manera. Eso me da orgullo. Las y los maestros nos mantenemos de pie con un solo objetivo: brindarles las herramientas para que mañana las y los jóvenes puedan pelearla.

Relacionadas