25 diciembre, 2022
, Poesía de Barro

NAVIDAD

Hay un olor especial que no se repite en ningún lugar
se siente el clima de las fiestas
en los pasillos y en el aire que respiro
en las miradas y las sonrisas de mis vecinos.

En los ojos de las niñas y los niños solo se ve emoción
porque en cada casa algún mínimo regalo se abrió.
Las adolescencias usan la mejor pilcha y pegan la vuelta con lentes de sol
la adultez reparte la comida que cocinaron con amor y solidaridad porque siempre se cocina un poco más.

A veces te explotan algunos chasquibum en los pies
las cañitas voladoras se hacen sonar
así que hay que correr
son las infancias divirtiéndose.

Es Navidad, una fiesta colectiva
pasamos la noche compartiendo y hoy no es diferente
salen las mesas afuera con un pan dulce y un tereré
la ensalada de fruta del día de ayer y sonrisas cómplices, nos encontramos otra vez .

Poesía de Tamara Noga, vecina de la Villa 21.24, CABA
Ilustración de Nicolás Gómez, vecino de Los Cortaderos, Córdoba

Relacionadas

11 junio, 2024

¡EL AGUA ES UN DERECHO!

16 febrero, 2024

COMEDORES EN CRISIS

8 febrero, 2024

LA NEGRA EN JUGO DE LIMÓN