13 mayo, 2008
,

Nos falta uno, ¿entrás?

El Fútbol Popular, además de ser una herramienta espectacular para trabajar desde una pelota la educación popular, representa para La Poderosa una excelente excusa para hacer realidad un sueño de tantas organización sociales: encontrarnos. Muchas veces distanciadas por colores partidarios o cuestiones netamente teóricas, las agrupaciones comunitarias confrontamos pronfundamente por discusiones abstractas referentes al escalón número diez, y encontramos así una buena excusa para no subir con esfuerzo y compromiso los nueve escalones en los que sí concordamos. Desde el trabajo territorial y la legitimidad que adquirimos mirándonos a los ojos cada día, vecinos y organizaciones que apostamos a transformar la realidad nos reunimos todas las semanas, desde el anonimato y el voluntariado, no sólo para organizar las jornadas entre diferentes barrios, sino también para reflexionar juntos sobre las problemáticas que nos atraviesan y el modo de solucionarlas, jugando en equipo. Actualmente, participan diferentes barrios y organizaciones de la Capital Federal, el Conurbano Bonaerense, Córdoba y Tucumán.

DIAS Y HORARIOS DONDE LA PODEROSA DESARROLLA FUTBOL POPULAR:

EN ZAVALETA: Lunes, de 18 a 20 (Categoría Mini, de 6 a 8); Martes, de 19 a 21 (Categorías Juveniles, de 13 y 14, y Mayores, de 15 y más); Miércoles, de 18 a 20 (Categorías Infantiles, de 9 y 10, y Cadetes, de 11 y 12); Jueves, de 18 a 20 (Mini); Viernes, de 19 a 21 (Juveniles); Domingos, todas las categorias, de 10 a 13. Todos los entrenamientos se desarrollan en la canchita de Iriarte y Zavaleta, en el barrio de Zavaleta.

Relacionadas

Mundial
26 noviembre, 2022

EL GRITO CONTENIDO

Mundial
26 noviembre, 2022

LOS HINCHAS MÁS BAJITOS

Diego Maradona
25 noviembre, 2022

“SIGAN SOÑANDO, QUE SE LES VA A DAR”

2 comentarios sobre «Nos falta uno, ¿entrás?»

  1. A la distancia, mucho más desde lejos que en otras épocas, vuelvo a mirar esta página y vuelvo a sentir orgullo de esta Poderosa cada vez más poderosa. Me sale admirarlos cada vez un poquito más y me sale también seguir sintiéndome parte de esta moto que sigue sumando pasajeros y kilómetros de lucha. Perdón por tomarme ese permiso y gracias. Por permitírmelo y por todo lo otro.
    Los quiere (mucho), los admira (muchísimo) y los felicita (muchísimo más), el exteso.

Los comentarios están cerrados.