6 diciembre, 2012
,

Pocos pozos, muchos ciegos

No hay peor ciego que el que no quiere ver, dicen. Pero no se preocupan por evitar esa ceguera de mercado. Hoy, varios miran para otro lado. Los funcionarios municipales se jactan de pavimentar calles céntricas e iluminar y embellecer la ciudad. Pero en El Infierno no hay un pilar de luz, y en las calles, a la intemperie, viven familias, tan dignas y valiosas como esas que viven en las zonas preciosas. Para peor, los colectivos que andan por (casi) toda la ciudad, no llegan al barrio. Y entonces, desde La Poderosa Chajarí nos preguntamos por qué, en vez de mediatizar lo poco que construyen, no mejoran la vida de los vecinos. Sin cloacas en verano, el barrio, literalmente, es un infierno. Y mientras los ciegos sigan mirando para otro lado, el calvario no habrá terminado.

chajari-diciembre

Relacionadas

Mundial
26 noviembre, 2022

EL GRITO CONTENIDO

Mundial
26 noviembre, 2022

LOS HINCHAS MÁS BAJITOS

Diego Maradona
25 noviembre, 2022

“SIGAN SOÑANDO, QUE SE LES VA A DAR”