14 mayo, 2013
,

Soberanía alimentaria

El aguante de Aeroferro.

Lea bien, en el barrio Los Cerros, lote 100, frente a la Plaza de las Américas, comenzó a funcionar el taller de costura y confección, para ganarle por goleada a la exclusión. Allí, nos juntamos todos los días de 15 a 17, con el fin de aprender a coser y tejer. Así, empezamos a fabricar sabanas y toallas, construyendo sueños y saltando vallas, ésas que se agigantan a medida que persiste la pobreza, cuando el capitalismo quiere vestirla de naturaleza. Diseñando proyectos que gritan, los vecinos aprovechamos las donaciones de ropa para remendarlas y repartirlas entre quiénes más la necesitan. La idea, para el día de mañana, es armar un “roperito”, cual feria americana, para que nuestros chicos ya no necesiten una Copa de Leche comunitaria… Para que cada familia tenga “soberanía alimentaria”.