10 febrero, 2016
,

El muerto se ríe del desocupado

La mayoría de los fantasmas cibernéticos que se mofan de los despidos, generalizando la condición de “ñoquis”, no son precisamente obreros organizados en una asamblea laboral: son twitteros contratados para hacer una tarea, que encima hacen mal. Pero ojalá no se ponga más feo, el mapa del desempleo, cuando les pinte auditar a esos trolls que se ganan unos cobres, rascándose la virtualidad, con estirpe de trabajadores… Pobres, tienen menos dignidad que seguidores.

El muerto se ríe del desempleado