1 febrero, 2016
,

Toda nuestra solidaridad

Nosotros, todos nosotros, los villeros que despedimos decenas de vecinos en llamas de silencio, los que perdimos hijos en la hoguera de un taller clandestino y los que lloramos a María cuando tenía 5 años, por el fuego, la desigualdad y el incumplimiento de las leyes de urbanización, nos solidarizamos de corazón con los trabajadores afectados por el incendio en Canal 13, porque sabemos cómo se siente atravesar semejante experiencia. Y porque, siempre, lo que mata es la indiferencia.

Toda nuestra solidaridad

Relacionadas

Revista
20 septiembre, 2022

OBRERA DE LA ACTUACIÓN

NUESTRA TAPA
14 septiembre, 2022

LA MARGINALIDAD NO PARA

Radio
30 agosto, 2022

LOS RECORTES DE MASSA