20 abril, 2016
,

No aprendimos una mierda

Hoy, casi 3 décadas después, les proponemos tomarse 10′ para mirar otra vez, como si fuera en vivo, este corto tan instructivo que supo desnudar al capitalismo y todas sus formas de cinismo, desde los basurales de Brasil, hasta los umbrales del periodismo hostil, dando por sentado que tenemos “el telencéfalo altamente desarrollado”, una certeza que tal vez debamos revisar, ahora que la historia vuelve a comenzar.