18 julio, 2016
,

Los señores de los cielos

Cada nuevo aniversario del atentado a la AMIA, la impunidad se ajusta a la noticia para vestir de novedad a la más injusta Justicia, mientras la verdad empuja alguna esperanza, forcejeando contra la inmóvil aguja de la balanza. Y como acá todos gritamos, pero primero siempre escuchamos, hemos oído diversos e inversos reclamos frente al mismo mostrador: algunos dicen sin pudor que la Justicia necesita independencia, otros que necesita transparencia, otros que necesita nuevos poderes, otros que necesita más mujeres, otros que necesita cobres y otros que necesita pobres. Pues sí, a los cuatro vientos, han sabido defender todo tipo de argumentos para proyectar una Justicia menos enceguecida, pero nunca jamás en la vida nos hemos cruzado en el camino ni a un solo argentino que, con creces, suscribiera: “Necesitamos más jueces viajando en Primera”.

Relacionadas