21 agosto, 2016
,

Ya vas a tener domiciliaria

Si finalmente vuelven a otorgarle el beneficio de la impunidad, en nombre de la paz, al genocida en actividad Miguel Etchecolatz, como si eso no quisiera decir que nos condenan a vivir bajo amenaza, por lo menos háganla bien: manden para su casa a Jorge Julio López también.

 

Relacionadas