6 agosto, 2016
,

«Yo marcho con ustedes, por el trabajo»

* Osvaldo Bayer

Son esas banderas, precisamente esas banderas de Paz, Pan y Trabajo, las verdaderas garantes de la democracia y la igualdad. ¿Y cómo entonces no voy a estar ahí, persiguiéndolas junto a los trabajadores de la economía popular? Para poder hablar del futuro, primero las tenemos que alcanzar. Y después las tenemos que levantar.

 

A lo largo de toda mi vida, he luchado convencido contra las guerras y todos los negociados que las sustentan, reivindicando el poder y la unidad de los pueblos.

 

¿Cómo no marchar el domingo, por la Paz?

 

Ahora, cómo pedir la paz, mientras miles de familias piden comida en los merenderos o comedores populares, para poder sobrevivir. Niños, adultos, seres humanos dignos de trascender, peleando por un derecho inalienable de la vida: el plato de comida.

 

¿Cómo entonces no marchar el domingo, por el Pan?

 

Ahora, la comida podría resolver el hambre y una preocupación omnipresente para ese futuro, pero el alimento del alma se llama Laburo. Todos los hombres y mujeres de esta sociedad necesitamos nutrirnos más allá de los insumos o los bienes materiales, con esa dignidad inherente a las cooperativas que nacen desde abajo, desde una asamblea villera, desde la utopía de una democracia verdadera, donde no haya patrones de clase altísima, exprimiendo villeros de clase bajísima.

 

¿Y cómo entonces no marchar el domingo, por el Trabajo?

 

Podemos recostarnos en el pasado y mirar la realidad desde casa.
O podemos ir en busca del futuro, el domingo, a la Plaza.

Relacionadas

Mundial
26 noviembre, 2022

EL GRITO CONTENIDO

Mundial
26 noviembre, 2022

LOS HINCHAS MÁS BAJITOS

Diego Maradona
25 noviembre, 2022

“SIGAN SOÑANDO, QUE SE LES VA A DAR”