12 abril, 2017
,

La vimos mil veces

Si los pibes de nuestros barrios, con visera, con capucha o con equipo de gimnasia, tuvieran una cámara en la puerta o si fueran propietarios de un albergue transitorio, deberían inventar 500 nuevos canales para contener la programación: hay una serie de «excesos policiales», que no se ve por televisión.