22 mayo, 2017
,

Nuestro poderoso taller de Guaraní en la Escuela Itinerante

*Por la asamblea poderosa del barrio San Juan Bautista de Formosa.

La Escuela Publica Itinerante ya inició el camino por distintas provincias para  seguir fogoneando la lucha docente. Formosa fue su primera parada, el lunes llegó y se instaló en la plaza San Martín de la ciudad capitalina. Los compañeros trabajadores de la educación redoblaron la esperanza y esta vez endurecimos el cuero para seguir exigiéndole en voz alta al Estado que convoque a los docentes como establece la Ley de Financiamiento Educativo que Esteban Bullrich no reconoce.

 

El San Juan Bautista dijo: ¡presente!

 

Nuestro poderoso taller de “Lengua y Cultura Guaraní” se alzó libertario y aguerrido como una de las propuestas de la mañana. La actividad fue convocante y hubo una gran participación de compañeros de distintos lugares.

 

Un taller con historia en el barrio…

 

Sin rango de edad exigida ni formación académica condicionante, niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos compartimos el rumboso deseo de conocer en profundidad una lengua que circula en el día a día norteño y que, sin embargo, carga con presiones implícitas, en una sociedad que por años ha intentado silenciarla.

 

Nuestra motivación es variada: comunicarnos mejor con mamá, papá o con el abuelo, entender alguna que otra canción popular en guaraní, descifrar el código secreto de los mayores o reír un poco más con los chistes que circulan, sentir en el alma las raíces de una lengua milenaria que nos expresa, nos deleita y nos hermana.

 

Hace cuatro meses que, con nuestro taller, recorremos los caminos de reivindicación a una parte tan fuerte de una idiosincrasia regional, poco reconocida, acallada y muchas veces desvalorizada.

 

 

 

El guaraní es minoría si pensamos en la desventaja cuantitativa frente a la lengua española, pero no tanto si miramos el porcentaje de habitantes que tienen un conocimiento al menos mínimo de esta lengua en países más allá de Paraguay.

 

Hablamos de intentos de silenciarla, por aquellas ideas instaladas en el inconsciente colectivo por los sectores de poder político-económico y cultural, que la asocian despectivamente a lo impropio, a lo vulgar, a lo pobre, a lo ignorante, a la herencia no querida o “innecesaria” de inmigrantes paraguayos que importaron su cultura.

 

Allí paramos la pelota, para plantear los objetivos del taller: revalorizar la cultura guaraní desde espacios de reflexión y producción, donde se fortalezcan los sentidos presentes en el entretejido de nuestra identidad. Complejizar el conocimiento de una gramática convencional que permita comunicarnos a través de un código común. A partir de allí, analizar y comprender textos escritos y orales para conectarlos con la realidad del barrio, mediante producciones artísticas y creativas en diversos formatos (canciones, teatro, notas, entrevistas, visitas).

 

 

 

El desafío es lograr un acercamiento desde la práctica con los vecinos del barrio; poder acompañar a nuestros abuelos que no van al médico ni pueden leer recetas o prospectos, porque no entienden el castellano; ayudar a los niños y niñas que tienen dificultades para aprender a leer y escribir en los primeros grados porque en su familia se habla más en guaraní. Situaciones concretas como éstas, hay muchísimas, y desde ahí pensamos este taller. 

 

Así encaramos el sentimiento latinoamericanista que debe unir a los países de la región, estamos convencidos que el guaraní no es patrimonio exclusivo de un país. Los guaraníes como etnia habitaban mucho antes de la llegada de los europeos, no sólo en Paraguay. La lengua guaraní estuvo y está presente en Argentina, Brasil, Bolivia y Uruguay; las tradiciones, la gastronomía, las costumbres y las construcciones identitarias no pueden ser atajadas por aduanas, ríos o montañas.

 

La lengua y cultura guaraní es un poderoso y extraordinario patrimonio latinoamericano que ya no es posible circunscribir a las divisiones políticas entre Estados. No vamos a dejar de resistir los intentos de silenciar este y otros idiomas originarios.

 

Con este espíritu nuestro taller intenta empoderar, sumar y, sin esquivar el bulto, se funde en la lucha de nuestros maestros. 

 

Por la convocatoria a Paritaria Nacional Docente y una nueva Ley de Financiamiento Educativo.

 

Educación, resistencia y sueños. ¡Ni un paso atrás!

 

Relacionadas

NO TE OLVIDAMOS CHINITA
25 octubre, 2020

SABINA, SEGUIMOS POR VOS

Revista
31 agosto, 2020

PERIODISMO VILLERO Y DIGITAL

2 mayo, 2020

Mamá por siempre