23 junio, 2017
,

El ministerio de la empresa

 

* Por Nicolás Gómez,
delegado de PepsiCo Snacks.

 

Nos enteramos el martes a las seis y media de la tarde, sí, pleno feriado por el Día de la Bandera. Y no por casualidad. Esperaron el final de la guardia montada por un compañero, para colgar el cartelito en la puerta, ese que dejaba a todas nuestras familias en la calle. Bah, en realidad nos anunciaba que estábamos «transitoriamente liberados de prestar servicios», manteniendo el goce de haberes, pero ayer comenzamos a recibir, una por una, las cartas documento que no iban a mandar.

 

De un plumazo, rajaron a 600 compañeros.

 

Los rumores de cierre arrancaron hace un mes, advirtiendo un «procedimiento preventivo de crisis», por parte del Ministerio. Y como primer indicio, llenaron con agua los pozos de combustible que, con la llegada del frío, suelen completarse con gasoil. Luego, intentaron llevarse la producción de maní que finalmente quedó, pero reducida: de trabajar todos los días, incluso con horas extras, pasamos a dos o tres jornadas semanales… Pero como si eso fuera poco, ahora nos enteramos que recientemente habían montado dos líneas de producción nuevas, en la planta de Mar del Plata, incluyendo una freidora más grande que la de Florida. O sea, si planean producir en mayor cantidad, ¿qué crisis explica los despidos?

 

Acá se laburaba las 24 horas en tres turnos y nunca se detenía la producción, ni la venta, hasta ese procedimiento de prevención que, en realidad, es una puesta en escena. Pues además, por ley, debe existir un plazo de 20 a 30 días entre la presentación de tal operativo y el cierre concreto de la fábrica. No obstante, desde el Ministerio no sólo estuvieron increíblemente rápidos, sino que manifestaron su apoyo a la empresa en la reunión del miércoles.

 

Mienten.

 

Desde el último martes, empezamos a recibir llamados de una compañía contratada por PepsiCo, que nos invitaba a pasar por sus oficinas, para recibir una explicación y la plata correspondiente a la liquidación, con algún plus. Pero claro, nos citaron en horarios, fechas y lugares distintos, porque saben que adentro de PepsiCo estamos organizados fuertemente, a través de una Comisión Interna. Y de hecho, gracias a esa lucha colectiva, yo quedé efectivo hace 7 años, cuando querían echar a 80 compañeros. Por eso, sobre todo por eso, hoy nos quieren dividir.

 

Hay que dar batalla entonces, pero lamentablemente no sólo contra PepsiCo, sino también contra un gobierno que nos engaña en la cara, diciéndonos que viene creciendo el empleo, porque funciona en alianza con las patronales. Mientras, los afectados somos siempre nosotros, los laburantes del pueblo. Pero no, no vamos a rendirnos, porque acá están en juego las fuentes laborales de muchos otros, que aún tienen su grito atragantado entre cuatro paredes…

 

Hoy somos nosotros.
Y mañana pueden ser ustedes.

Relacionadas

Radio
18 junio, 2022

AYELÉN PUJOL EN LA GARGANTA RADIO

Nuestra Tapa
15 junio, 2022

EL OBRERO DE LA GUITARRA