7 junio, 2017
,

Sin periodistas libres, no hay periodismo

*Por Andrés Funduklian, delegado de La Voz del Interior

 

 

El lunes, dos días antes del día del periodista, varios compañeros de la redacción de La Voz del Interior, incluyendo los delegados, recibimos una notificación en nuestros domicilios de parte de la empresa. ¿Por qué? Firmada por un escribano, la nota nos acusaba de haber incurrido “en una falta grave” por haber realizado “una asamblea en el horario de trabajo”.

 

Esa intimación no tiene ninguna validez legal: es discriminatoria, por apercibirnos por una acción gremial. Así y todo, desde el CISPREN decidimos responderla con telegramas, para que quede asentada la absoluta nulidad de sus intimidaciones. Este día del periodista, para nosotros, es una jornada de repudio, de lucha y de reivindicación de nuestra libertad sindical.

 

Para peor, lo que hicimos no fue una asamblea: fue una reunión informativa, en la que leímos el acta en la que, tras la 12° reunión en el Ministerio de Trabajo, la patronal nos ofrece un 12% de aumento, que serían 1800 pesos al básico: una suma totalmente insuficiente. Y también, nos reunimos para informar a los compañeros que hoy tenemos el derecho de no venir a trabajar, por el día del periodista. Pero la patronal no respeta ese derecho: este año, comenzaron a denunciar que faltar en nuestro día era “un paro encubierto”.

 

Sin respetar nuestros derechos, la patronal incurrió en aprietes a los compañeros, por el reclamo salarial que estamos llevando a cabo ante la intransigencia de la patronal, en reuniones muy intimidatorias.

 

Por eso, este 7 de junio, gritamos para continuar con las actividades gremiales dentro de la empresa, para pelear por la dignidad nuestros salarios y de nuestras condiciones laborales: hoy, justo hoy, no nos vencerán las patronales.

 

Relacionadas