7 mayo, 2018
,

Inundados de mosquitos

 

 

¿Lo escucharon? ¿Lo leyeron? ¿Lo vieron? Nosotros desde las barriadas del sur, lo sentimos y padecemos nuevamente en el umbral del invierno cruel. No se trata solo del frío, es el Aedes Aegypti recorriendo nuestras venas, transmitida por los mosquitos que por lo visto sí hacen diferencia social.

 

 

Desde la Mesa de Salud y Hábitat de la Villa 21-24, Juan Calvetti, quien también trabaja en el CESAC 35 comentó que la enfermedad “se esparce por toda la ciudad pero en el área programática del Hospital Penna hasta el día de hoy ya hubo 49 casos de los cuales 35, el 71% de los casos, están localizados en la Villa 21-24 y Zavaleta”.

 

 

Los mosquitos gustan de nuestras calles sin pavimentación y barrosas, que dejan charcos por un largo tiempo. Aman las mugres del costado del Riachuelo. Y también les encanta la humedad producida por nuestras chapas agujereadas y techos llenos de grietas por donde se filtran las lluvias en cada tormenta.

 

 

Es necesario recordar ante esta nueva oleada que a inicios de 2016, el cuerpo de delegados del Riachuelo había denunciado un manto de silencio ante 800 casos de dengue y 4 muertes. Nadie; ni los medios hegemónicos ni el Ministerio de Salud aparecieron a tiempo.

 

 

Lo mismo sucede hoy, ¿qué esperan, otras muertes?

 

 

Nosotros sí sabemos lo que queremos: prevención, off, móviles sanitarios, eliminación de basurales, fumigación constante: presencia. O mejor aún, exigimos urbanización porque se nos acaba la paciencia.

Relacionadas

FEMICIDIO
29 enero, 2022

«VOS TAMBIÉN, MILI, SEGUÍS ACÁ»

Lluvias
29 noviembre, 2021

No se inunda más

ELECCIONES
15 noviembre, 2021

MI PRIMER VOTO