8 julio, 2018
,

El séptimo arte grita en Oberá

 

 

por Mario Daniel Machado, productor general de Oberá en cortos

 


 

“Oberá en Cortos” es un proyecto cultural sin fines de lucro, del Programa “Siembra Audiovisual Misiones”, organizado en conjunto por el Instituto de Artes Audiovisuales de la Provincia de Misiones IAAviM, la Municipalidad de Oberá, La Facultad de Arte y Diseño y la Universidad Nacional de Misiones. El proyecto cuenta con los auspicios del INCAA, el CFI y el apoyo de muchas otras instituciones. Originalmente el festival se enmarcaba dentro de un convenio impulsado por la Cooperativa de trabajo de comunicación: Productora de la tierra, que fue parte organizadora de la mayoría de las ediciones y que actualmente continúa ligada al mismo por medio de muchos de sus integrantes que conforman el equipo del festival y brindando apoyos de diversas índoles.

 

 

El evento tiene 15 ediciones con la presente. Todo comenzó con un grupo de personas que se puso en la cabeza que se podía hacer un festival fílmico en un lugar que, en ese momento, no tenía un cine funcional y mucho menos personas acostumbradas a la pantalla grande. La audiencia cinematográfica todavía es reacia, y eso que hoy día se cuentan con dos cines en la ciudad. Así que empezaron en un galpón prestado, sillas improvisadas, proyector y computadora, pasando mucho frío porque el festival se realiza en invierno. Hoy me toca producir la idea loca de esta gente, que ha dado lugar no sólo a lo inmediato, sino que también ha contribuido a la construcción de un “Sector Audiovisual” que impulsó la creación de una ley Provincial que regula la actividad y la fomenta, al Instituto de Artes Audiovisuales de la Provincia de Misiones, (IAAviM) creado por medio de la misma y que hoy día es uno de las entidades que organizan el Festival.

 

 

Se plantea como una herramienta para dinamizar vínculos de producción en la región del Noreste Argentino, Sur de Brasil y Paraguay Oriental. Así mismo es un punto de turismo cultural en el circuito de la provincia de Misiones que permite a realizadores y público, conocer nuestra provincia más allá de las Cataratas del Iguazú. Nuestro festival articula con los países limítrofes, recibiendo realizadores, becados, invitados y público que asisten al festival, enriqueciendo así nuestro evento.

 

 

Nos motiva la necesidad y compromiso de contribuir y trabajar en pos de una sociedad que sea un poquito mejor cada día. El festival es el resultado de la conjunción de voluntades de muchas personas e instituciones: cada una de esas partes interviene por diferentes motivos, pero pienso que lo que mueve las voluntades son el amor al cine y la necesidad de encontrarse con el otro, esos dos factores son esenciales en la construcción de los espacios culturales, que en definitiva son los impulsores de las políticas que benefician a las personas, porque estos espacios permiten el encuentro y el diálogo que transforma las voluntades en acciones.

 

 

Esperamos que sirva de nexo entre las personas, entre el mundo de la producción audiovisual y la audiencia, entre realizadores, músicos y artistas plásticos. Un espacio para que las voluntades se encuentren y corporicen. El festival busca constantemente lograr ese encuentro, en la sala de cine, en los talleres, charlas y capacitaciones que se ofrecen, y en el espacio musical que se tiene como cierre en todas las jornadas del festival. Para la resignificación del espacio cultural que ocupa el Festival, este año contamos con las muestras del “Cine Joven Comunitario”,  el cine pensado desde lo comunitario, por los jóvenes es un buen punto de partida para la formación de nuevas miradas, ya sean de espectadores como de autores.

 

 

Los medios de comunicación alternativos y producciones independientes de la provincia este evento en cierta forma son la razón de ser del festival, pensarnos desde la diversidad y la igualdad en términos de cultura, dentro de una sociedad como la misionera, es un gran desafío. Al estar en las provincias periféricas al centralismo, es mucho más difícil llegar a los medios tradicionales y las personas, que muchas veces solo ven o escuchan esos medios. En ese sentido los medios alternativos son los espacios que dan cuerpo a los festivales como el nuestro, los medios hegemónicos se ocupan de Mar del Plata, Cannes, Hollywood y otros grandes festivales y de vez en cuando nos regalan un espacio en sus páginas, pero sabemos que no somos parte de la agenda de estos medios. En cambio los medios alternativos, que también se pueden ocupar de los grandes festivales, no pierden de vista el trabajo e importancia de los demás, logrando acercar a la gente a estos eventos no tan difundidos.

 

 

Las producciones independientes han nutrido a Oberá en Cortos de material audiovisual en los diferentes certámenes de la modalidad competencia del festival. El festival existe gracias a esas producciones independientes de alguna manera y son ellas las que le dan mayor sentido y valor a la construcción de la idea de igualdad y diversidad cultural, el cine industria, no puede hacerlo, porque el acento está puesto en el producir. Este festival se construyó desde lo alternativo e independiente, hoy día con la llegada del estado como organizador e impulsor se podría pensar que algo de esto se ha perdido, pero yo soy de los que piensan que no, en realidad se han ganado espacios que considero que son democráticos y participativos.

 

Relacionadas

Mundial
26 noviembre, 2022

EL GRITO CONTENIDO

Mundial
26 noviembre, 2022

LOS HINCHAS MÁS BAJITOS

Diego Maradona
25 noviembre, 2022

“SIGAN SOÑANDO, QUE SE LES VA A DAR”