22 octubre, 2018
,

Empoderadas

 

Ante esta desidia estatal y la ola de desinformación que circula tanto por los medios de comunicación como por las redes sociales, nos parece revolucionario y fundamental hablar sobre derechos sexuales y reproductivos. Para esto, armamos un ciclo que, entre otras cuestiones, nos permite conocer la Ley de Educación Sexual Integral (ESI), porque es importante reconocer de qué forma nos vinculamos y relacionamos afectivamente, teniendo en cuenta no solo cuestiones biológicas sino de salud integral.

 

En marzo de 2017 encaramos un camino desde el Frente de Géneros de La Poderosa para encontrarnos y redescubrirnos a través de las “Mateadas de mujeres” en el SUM del barrio Madres a la lucha, que pronto se convirtió en un espacio donde tejimos redes y nuevos lazos mientras que afianzamos la confianza y la autonomía por medio de talleres, juegos y charlas. Esto nos llevó a participar del Encuentro Provincial de Mujeres 2017 y en la marcha del 3 de junio de 2018 como un nuevo frente feminista y villero en la ciudad de Río Gallegos.

 

Para la segunda mitad de este año nos propusimos fortalecernos y esto lo hicimos mediante el trabajo en diferentes encuentros de la Ley de violencia de género, el circuito formal e informal y también de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) por medio del “Ciclo especial: viernes de mujeres”. 

 

 

En el primer encuentro de este ciclo la abogada Romina Mc Namara y la trabajadora social Mariela Gamboa dictaron el taller «Conociendo las leyes de género para cuidarnos mejor». Hicimos un recorrido histórico en el que recordamos que antes no teníamos derechos sobre nuestros bienes, ni siquiera sobre nuestras hijas y nuestros hijos, tampoco podíamos votar ni tener cargos políticos, mucho menos divorciarnos o decidir sobre nuestra salud reproductiva.

 

Gracias a la lucha del movimiento de mujeres se sancionaron leyes que nos amparan. Entre todas fuimos conociendo cuáles son esos derechos protegidos, que aún tratándose de derechos básicos, deben estar escritos para que no nos sigan vulnerando: vivir una vida sin violencia,  decidir sobre nuestra salud y vida reproductiva, tener acceso gratuito a la justicia, recibir un trato respetuoso si sufrimos violencia, tener igualdad de trato, derechos y oportunidades, que respeten nuestra integridad, dignidad, intimidad, creencias y pensamientos, entre muchos otros.

 

Aún queda mucho por hacer. Aquí en Santa Cruz se desconoce el presupuesto destinado para la aplicación de ESI en 2018. Actualmente la implementación del plan depende de la Secretaría de Coordinación Educativa a cargo de Norma Benedetto, dependiente del Consejo Provincial de Educación. Además, existe un equipo jurisdiccional para trabajarla pero no está encuadrado en ninguna resolución, por lo que tanto el monto como el destino de esos fondos dependen de la mala o buena relación que tenga el equipo de trabajo con la autoridad de turno.

 

Volvimos del Encuentro Plurinacional de Mujeres de Trelew con el grito del feminismo villero en alto. Desde el sur de la Patagonia corren vientos de acción, vamos a continuar encontrándonos, porque nos quieren calladas, con miedo y desinformadas, y a eso le respondemos con lazos más fuertes y educación.

Relacionadas

Río Gallegos
9 diciembre, 2020

SIN LUCES ESTAS FIESTAS

FUE TRAVESTICIDIO
6 septiembre, 2020

MARCELA SIGUE PRESENTE