8 marzo, 2010
,

¡Queseacalle!

Calle Ernesto Che Guevara.Tal vez no hayamos sabido interpretar a qué se referían ellos, los enemigos de Oesterheld, cuando rezaban que, por favor, el Che Guevara sea calle de una vez. Ya muerto en Bolivia, ya muerto en los diarios, ya muerto en la currícula escolar, ya muerto en el merchandising profanador, ya muerto en los emblemas de esta maqueta de cartón, quizás hayan soñado alguna vez acallarlo ahí, en el inconsciente colectivo del pueblo, resguardado en las mil manos de la partera conciencia que cada día lo vuelve a dar a luz.

Calle Unidad latinoamericana.Hemos aprendido, con la historia de la moto que un día nos levantó, cuánto más suelen demorar las escuelas, los gobiernos y los medios de comunicación en reconocer lo que el pueblo ya ha reconocido, cuando la memoria es la turbina de una reivindicación popular. Quizá por eso, hay una respuesta tibia, o ninguna respuesta, a la exasperante omisión oficial hacia el único argentino presente en todas las manifestaciones sociales del planeta, contra cualquier injusticia, desde hace 42 años. Pero también por el andar de estas ruedas embarradas hemos aprendido que, tarde o temprano, llega la victoria del clamor popular. Ahí, está ahora, clavado con cemento, clavado para siempre, clavado en las antípodas de su olvido, el caño que sostiene lo que, en realidad, sostienen todos los pueblos oprimidos del mundo: “Ernesto Che Guevara”.

Rotonda Niños de América Latina.¿Dónde? Ahí, donde debe estar. Si no cabe más que un hábitat sectario para bautizar a un parque Roca y si no existe otra opción que entrar al Cilindro recorriendo un pasaje de la vida de Omar Orestes Corbatta, la primera calle Ernesto Che Guevara, la primera de todas las que vendrán, debía estar ahí, precisamente donde está, en un pueblo trabajador, cagándose de la risa de su gobierno antipopular. “Tira 6”, solía llamarse el acceso estatalmente olvidado, desde la Avenida Iriarte hasta el corazón de Zavaleta, pero las asambleas de vecinos que hoy impulsan la educación popular de los pibes y el desarrollo del barrio, decidieron brindar homenaje al símbolo inapelable de las mujeres y los hombres que han dado su vida por lo mismo que hoy ofrecemos la nuestra. Un cartel, en el mismo poste, lo explica mejor: “Elegimos llamar a nuestra calle ‘Ernesto Che Guevara’, porque representa la lucha por la unidad latinoamericana y la liberación de los pueblos. El Che no sólo simboliza su historia y sus valores, sino también el ejemplo de muchos otros luchadores sociales que extrañamos, como don Hugo, don Leo, Rubén y Soledad, que vivieron en esta calle y pelearon por la transformación del barrio, uniendo a los vecinos con la misma convicción que tenemos hoy todos nosotros: juntos podemos”.

Calle Kevin.Transitando por Che Guevara hasta el fondo, se ve una plaza de mil colores, construida a pulmón, y a corazón, por todos los vecinos, en donde ahora brilla asfaltada la “Rotonda Niños de América Latina”. Desde sus latidos, despega la nueva calle “Kevin”, que según explica otro cartel, igualmente iluminado, lleva ese nombre “porque su alegría está en la memoria de todos nosotros, como está en nosotros la enseñanza que nos dejó. Su temprano adiós, unió para siempre a los vecinos de Zavaleta, y nos obliga a reflexionar cada día. Hoy, mañana y siempre, Kevin vivirá en el alma de la plaza, y en el corazón de esta calle”.

Siga, siga, ahora sí. Camine nomás, como camina el Che por Zavaleta y Zavaleta por el Che, que dos tiras más allá hace su cruce con la calle “Unidad Latinoamericana”, apenas unos metros antes de la intersección con “Poderosa Fuerza de los vecinos”. Poco a poco, empiezan a hablar las arterias de nuestro barrio, como ya hablan nuestra plaza, nuestras cooperativas, nuestros militantes y nuestra organización popular, en la voz colectiva de nuestras asambleas domingueras. Poco a poco, la realidad real logra desvanecer a la irrealidad virtual, para que todos, incluso “la gente” y “la opinión pública”, conozcan personalmente la esencia de Zavaleta, tierra de lucha y de una comunidad trabajadora que, por guevarista y kevinista, no le cae bien al Gobierno de la Ciudad, ni a los informes de América TV. Se entiende. Cualquiera sabe que, a Mauricio y a Francisco, les falta calle. Y pierdan cuidado, que les seguirá faltando.

Calle Poderosa fuerza de los vecinos.

Relacionadas

DICIEMBRE 2001
20 diciembre, 2021

20 AÑOS LA MISMA LUCHA

Lluvias
29 noviembre, 2021

No se inunda más

Polideportivo Diego Armando Maradona
9 noviembre, 2021

EL DEPORTE ES SALUD

2 comentarios sobre «¡Queseacalle!»

  1. Hola, les escribo de parte de una compa (Pau de Villa S.) para saber algunos datos sencillos sobre esta iniciativa q concretaron, q, la verdad, no podia haber sido de otra manera. La 1er calle en la ciudad con el nombre del Che Guevara tiene la mayor legitimidad, la popular.

    Las preguntas son para una reseña de los diversos renaceres del Che en el país:
    1.- ¿en q fecha se realizó la denominación y colocación de los carteles de la calle dedicada al Che (y las demás)?
    2.- ¿cuantos metros se extiende el acceso a Zavaleta?
    3.- ¿de q material esta hecho, como lo mantiene la municipalidad?
    4.- La nueva denominación ¿generó algun rechazo, alguna acción contraria desde el gobierno macrista?

    Compas, agradezco q me respondan a la casilla de correo q le deje.
    HLVS!

Los comentarios están cerrados.