24 junio, 2011
,

Chupala, Sarlo

Asamblea poderosa

Pocos días después del 24 de marzo, cuando toda la memoria de La Poderosa disparó un escrache a civiles y comunicadores cómplices de la dictadura militar, la ensayista general para la farsa actual, Beatriz Sarlo, salió virulentamente al cruce de nuestro colectivo, para defender a la familia Mitre y a Mariano Grondona, con un alerta a todos los lectores de La Nación: “La Poderosa es una organización nacionalista, guevarista y virulenta, hasta nuevo aviso”.

Desde su columna en La Garganta Poderosa, Paola Vallejos, de la Villa 21-24, le respondió que “sí, somos guevaristas, no vaya a dudarlo, y también somos nacionalistas, si entiende como nación a nuestra patria grande, pero la virulencia habría que discutirla… Violencia es mentir, Sarlo”. Como cierre, la redactora villera le preguntó a la catedrática pensadora: “¿Por qué motivo los lectores de La Nación, deberían esperar un nuevo aviso suyo para analizar qué somos?”.

Abocados como siempre al compromiso comunitario y a los Derechos Humanos, los militantes que conformamos las distintas asambleas comunitarias incubamos, entre otras tantísimas cooperativas, a “La Garganta Poderosa”, la revista que arrojó diez mil ejemplares el último mes, con Charly García en la tapa, un contenido revolucionario, ninguna publicidad comercial y una difusión inusitada, en distintos medios masivos de muchísimos países. Tanto fue así que, por fin, los lectores de La Nación recibieron “el nuevo aviso” que Sarlo había prometido. Eso sí, esta vez los apropiadores de Papel Prensa no hablan de virulencia. Hablan de una extraordinaria entrevista, “en el sexto número de la revista y cooperativa que escriben, fotografían y dirigen vecinos de distintas villas del país que conforman el movimiento social ‘La Poderosa'».

Qué bueno: ¡La Nación ya sabe que somos un movimiento social! Ahora, seguramente, estará planeando retractarse de todo lo publicado y reconocer la legitimidad de los gritos de este “movimiento social”, que se multiplica en cooperativas y nuevas voces, mientras exige juicio y castigo para los Mitre, los Grondona y todos los demás civiles que acompañaron a la dictadura militar, haciéndose los pelotudos tan bien como se hacen los pelotudos todos los mediáticos filósofos que, a sueldo, los apadrinan todavía.

Amigos, acá está la nota que La Nación levantó de La Garganta. Tómenla, todos. Mórfensela, compañeros. Pero vos no, Sarlo. Vos, imprimila. Y chupala:

http://www.lanacion.com.ar/1384107-charly-las-drogas-son-un-infierno

Relacionadas

Radio
18 junio, 2022

AYELÉN PUJOL EN LA GARGANTA RADIO

Nuestra Tapa
15 junio, 2022

EL OBRERO DE LA GUITARRA

11 comentarios sobre «Chupala, Sarlo»

  1. Gracias por la respuesta, lo estaba esperando hace tiempo, entiendo sus motivos, hoy, los respeto mucho mas que hace 3 dias. Quede intrigado y con ganas de asistir a alguna de sus reuniones, lo que me dificulta la presencia es que estoy a 1500 km. (Misiones)y es por eso que el unico medio por el cual puedo comunicarme con ustedes es este, de seguro mas adelante recorreran el pais con su bandera y cuando eso pase intercambiaremos ideales, formas de pensar y de ver la realidad.

    Un abrazo Poderosa.

  2. Martín, cómo estás. Ante todo, queremos aclararte que, cuando los comentarios son respetuosos, como en este caso, sí los subimos. Si recorrés la página entera no sólo vas a encontrar críticas, sino también elogios justamente por la pluralidad de los comentarios. Con la salida de la revista, realmente hemos tenido un apoyo descomunal que nos llena de fuerza, de alegría y de lindos comentarios. Pero aun así, sí, claro que evitamos subir los insultos discriminatorios o los mensajes agresivos vaciados de contenido que sólo intentan fogonear un ciberdebate, funcional a los intereses de los mismos que gobiernan todos los demás intereses. Si te fijás, en la mayoría de las páginas debés registrarte para comentar. Acá no. En la página de La Nación, por ejemplo, los comentarios son un culto al nazismo y la xenofobia, y cuando a uno se le escapa un tinte progre, se anulan al instante. No es ése nuestro caso.

    En referencia a las observaciones que hacés sobre otros cómplices de la dictadura, como según vos han sido Néstor y Cristina, te alentamos a presentar todas las pruebas que debas presentar, donde las quieras presentar. Si nos preguntás por qué no están señalados desde esta página, la respuesta es la misma que te daría para explicarte por qué no dice cualquier otra cosa: porque en eso no estaremos todos de acuerdo. Todas nuestras decisiones se toman por consenso, absolutamente todas; ni siquiera por mayoría, por consenso. Y lo que aquí se comunica es el fruto de ese acuerdo entre muchos, por lo cual nuestras certezas se manifiestan contundentemente, y no así las aseveraciones que no cuentan con un aval de todo el colectivo.

    Por otro lado, frente al vendabal de mierda que nos suelen arrojar a las villas los grandes medios, nos parece innecesaria la construcción de un espacio donde más gente pueda decirnos «negros de mierda» o «esclavos de un choripán». Nos parece mejor desalentar ese debate cibernético, donde tantos se refugian para creer que están haciendo política, cuando en realidad están haciendo la plancha. En esta página expresamos nuestra opinión y nuestros consensos, a través de los textos que subimos, pero de ningún modo tenemos a un compañero abocado a responder los mensajes, ni a fogonear estos debates cibernéticos, porque esta no es nuestra plataforma de construcción. Para nosotros, el debate es cara a cara, en cada una de nuestras asambleas, que son totalmente abiertas. Esa información también la podías encontrar en esta página. Podrías y podés presentarte en cualquier reunión, para que entre todos los compañeros de alguno de los barrios te pongan al tanto de nuestros acuerdos, y para que puedas aportar lo que te parezca valioso.

    No es un capricho esta idea de bajarle el nivel al debate cibernético. Es una intención, primero porque muchos de los que son parte de los acuerdos colectivos que hacen posible la revista y esta página, no tienen computadora, ni electricidad, ni el tiempo y el dinero necesario para estar respondiendo mails a la nada desde algún ciber. Y en segunda instancia, porque sentimos que desde nuestro modo de entender la militancia el tiempo de ese compañero es mucho más valioso en otros espacios, donde se alimenta nuestra construcción. Esto no pretende desestimar los mensajes que dan fuerza y los que ayudan a ver algo que tal vez no vimos, porque obviamente leemos los mensajes y, de hecho, estamos decidiendo responder a éste, porque nos pareció legítima tu inquietud. Lo que estamos intentado decir es que no siempre hay uno de nosotros disponible para responder, y aunque lo hubiera, seguramente no podría siempre responder espontaneamente algo que nos representara a todos. Entonces, entenderás, sería como mínimo incómodo estar reunidos todo el día, todos los días, por si entra algún mensaje. Tanto es así que también podrás encontrar muchos mensajes elogiosos, que tampoco han tenido respuesta. Pedimos, aprovechando la ocasión, las disculpas del caso.

    De corazón, te invitamos a venir a cualquiera de nuestras asambleas cuando tengas ganas, para plantear tus desacuerdos. Si no pudieras por cualquier eventualidad, esperamos que esta respuesta sirva para clarificar por qué evitamos fogonear el puterío sin sentido, o un modo de construir que para nosotros es irreal. Para ir en busca de la verdad y la justicia, nos parece importante encontrar canales que no excluyan a la mayoría. Y en cuanto a la militancia, para nosotros, no tiene nada que ver con mandar mails o dejar mensajitos.

    Abrazo.

  3. Hace meses que dejo mis comentarios en esta pagina, en varias de sus notas al que yo particularmente, en muchas de ellas no estoy de acuerdo… Ahora yo pregunto no? podrian decirme Ustedes(y lo pregunto una vez mas porque lo pregunte siempre en esta pagina y nunca me respondieron y nunca publicaron mis comentarios) que hacian Nestor y Cristina en epocas de dictadura? Estan iformados al respecto? seria capaces de decir que ellos no fueron complices? Yo esperare sus respuestas muchachos, en base a eso voy a dar mi punto de vita (con alguna que otra foto y pruebas).

    Les aclaro, no tengo relacion con el monopolio Clarin, no leo sus diarios, tampoco soy militante kirchnerista, soy mas bien militante de la verdad y de la justicia.

    Dejemos la individualidad de lado y pongamos en la mesa todas las posibilidades y averiguemos, para poder defender algo hay que estar seguros y tener pruebas, tal lo demuestran n esta nota.

    Muchachos, los comentarios en esta pagina son de apoyo, felicitaciones, etc… no hay (o por lo menos no se ve) mensajes en contra de Ustedes (referidos a no estar de acuerdo) y yo no creo que todo el mundo este de acuerdo con Uds, entonces tampoco critiquen la censura porque estoy seguro que Uds lo hacen, en donde sienten amenazados sus creencias no lo reconocen sino que las rechazan, no aceptan que alguien opine distinto, eso es lo que se ve aqui. Diganme que no es asi.

  4. La Sarlo, es nada mas que eso, «La Sarlo», dejo de ser libre pensadora para ser dependiente pensadora , de un grupo mediatico , mientras podamos hay que hacerle frente con la pluma y la palabra
    Adelante Poderosa

    Un Abrazo

  5. FELICITACIONES!!! por luchar y demostrar que otro mundo es posible! Busque el ultimo numero cuando estuve en capital ya que amo a Diego, pero me fue imposible conseguirla.Ojala pronto estén por acá también!Hasta la Victoria!!!

  6. Hola. Mi nombre es Armando. Soy de clase social media, vivo con lo justo dia a dia, y en ocasiones me han asaltado dejandome un «Por que?» en la cabeza. El «Por que a mi?»… Siempre ayudo a el que lo necesita, aun teniendo $2 pesos en el bolsillo. Pero me gusta la idea de «La Poderosa». Sigan asi,. Aunque les dejo una pregunta para el medio por el que se comunican? Que piensan ustedes sobre los robos?,. Son por necesidad, o muchas veces por costumbre y drogas? Muchísima suerte con lo que hacen, y éxitos.

  7. Sí, quizá viva yo en una burbuja pero recién hoy, gracias al programa de Anguita en Radio Nacional,los conocí. Extraordinaria la claridad conceptual del vocero de Garganta Poderosa que habló con los conductores de «Hoy más que nunca» (perdón, no retuve el nombre) De ahí a meterme en la página poderosa medió el tiempo para encender la compu. Me alegran las consignas y me identifico con muchos de los escenarios que plantean. Y con respecto a la Sarlo, la tuve de profesora y era un placer asistir a sus clases. Y luego entró en el vedetismo histérico de los medios concentrados. Pero, aún así, jamás hubiera esperado una transformación tan perversa.
    Saludos, compañeros. Saber de ustedes me da más esperanzas para el domingo.

  8. libertad dde prensa,libertad de empresas ,grande don arturo!!!! ,ante los dueños de casi todo en las ultimas decadas ,se puede respirar un poco de aire fresco. entre esa brisa esclarecedora ,esta LA GARGANTE PODEROSA ……gracias compañeros.

  9. La Garganta Poderosa ruge. Ruge tanto, pero demasiado que los medios hegemonicos tiemblan y les brota la incontinencia demagogica.

Los comentarios están cerrados.