30 septiembre, 2016
,

¡Justicia por garganta propia!

Gracias, gracias a todos ustedes, a todas sus réplicas en radios y redes, ahora podemos darles una poderosa noticia con forma de justicia, que no repara, ni compensa, ni nos exime de sus estrategias de defensa, pero confirma que podemos dar batalla, cuando el pueblo no se calla.

 

Porque sí, a pesar del miedo estatizado, del periodismo de mercado, de la violencia institucional y del grotesco silencio oficial, más de 30 mil gritos juntos detonaron sus efectos:

 

¡Acaban de entregarse 4 prefectos!

 

Aturdidos, se suman a otros 3 detenidos y, para desgracia de sus encubridores, hoy volvemos a gritar por todos lados que la villa no camina para atrás: hay 7 torturadores guardados en Marcos Paz.

 

 

Relacionadas

Revista
20 septiembre, 2022

OBRERA DE LA ACTUACIÓN

NUESTRA TAPA
14 septiembre, 2022

LA MARGINALIDAD NO PARA

Radio
30 agosto, 2022

LOS RECORTES DE MASSA

2 comentarios sobre «¡Justicia por garganta propia!»

  1. Estimados compañeros, mi nombre es Sergio Fernández. Soy docente del Plan Fines en San Martín. Dicto la materia Comunicación y Medios y me gustaría poder invitarlos a participar de una clase dedicada a medios comunitarios y a «inseguridad», analizando el discurso de «seguidad» instalado en los medios de comunicación y repasar su propuesta de control popular de las fuerzas de seguridad. Aprovecho para solidarizarme con los compañeros y las familias de los chicos torutrados por la policía. Me ocuparé de darle difusión al tema y discutirlo en mis clases. Un tema que merece ser problematizado en tiempos en los cuales acciones y discursos se endurecen. Me gustaría puedan responder este mensaje para poder ponernos en contacto y podder charla sobre la posibilidad de contar con la presencia de algún compañero/a. Dejo a uds mis datos de contacto. Agradezco su respuesta.
    Abrazo grande.
    Sergio Fernández
    15 6971-5293.

  2. Mi solidaridad con los chicos y todo el apoyo! Lago Puelo esta con ustedes. Un abrazo solidario

Los comentarios están cerrados.