30 noviembre, 2016
,

La salud pública, en terapia intensiva

Desde hace siete años que realizan trabajos comunitarios en diferentes barrios de la ciudad de Mar del Plata, difundiendo la atención Primaria de Salud, haciendo visitas domiciliarias y trabajos en escuelas.

 

Son los trabajadores del Médicos Comunitarios, un programa que depende del Ministerio de Salud de la Nación, y que hoy corre peligro de cierre. Graciela Miranda, personal de salud, nos dice con dolor pero con fuerza: “La verdad yo amo mi trabajo y cobre o no, quiero seguir. Entiendan de una vez que la salud se defiende. Basta ya de dejarnos morir como perros”.

 

 

Junto a su compañera Jesica, Graciela hace controles de salud a niños a partir de los 6 años en perímetro y  a personas de 18 años en adelante, para pileta. Controlan  presión arterial y glucemia, articulan con nutricionistas, desarrollan charlas de sexualidad e intervención con las escuelas, realizan controles de vacunas, practican la medicina preventiva entregando folletos y brindando información sobre uso del preservativo y exámenes ginecológicos.

 

Desde 2009, los trabajadores cobran atrasado su sueldo y recién ahora, recibirían el pago correspondiente al mes de septiembre. Necesitamos que no nos sigan tratando como gasto público, necesitamos que las políticas públicas sean de inclusión.

 

Mañana 1 de diciembre a las 12, vení a defender la salud pública en el CIC del barrio El Martillo, en Vidal 2665.

Relacionadas

1 Comentario;

  1. Hola chicos! Hace rato que estoy intentando comunicarme con uds para hacerles llegar una propuesta para armar una posible sección en la garganta. No se adonde debería escribirles. Espero. Que les llegue este mensaje!! Abrazo.

Los comentarios están cerrados.