21 agosto, 2017
,

La moto sigue haciendo camino al andar por la Patagonia

 

El grito de Kevin nos abre puertas para reflexionar sobre la represión estatal, esa que desapareció a Santiago en el Lof de Cushamen, la que asesinó a Diego, Nino y Sergio en Bariloche, la que mantiene encerrado a Facundo Hualas en el Penal 14 de Esquel, y la que estuvo presta a soltar sus balas y aplicar sus palazos a quienes no dejaran descansar al Presidente de la Nación y a la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires durante el fin de semana largo en el country Cumelén de Villa La Angostura.

 

Y como aún queda la sensación de la militarización que los acompañó en el descanso, ahora nos toca hablar de la violencia que ejercen para garantizar su confort.

 

La villa se colma de discusión y acción para desde ahora en más no callar nunca, pero nunca más.

Relacionadas

Comunidad originaria
21 febrero, 2021

LA CULTURA DEL DESALOJO

Patagonia
23 octubre, 2019

Subite a La Poderosa en la Patagonia

Neuquén
3 septiembre, 2019

«Me robaron lo más preciado, a mi hijo»