14 febrero, 2018
,

Unidad de las trabajadoras

 

 

A 70km de la capital salteña, a metros del Dique Cabra Corral, se encuentra el Municipio de Coronel Moldes, departamento encargado desde el mes de diciembre por su intendente Rita Carreras.

 

 

Rita Carreras ingresó al municipio el 11 de diciembre asumiendo la intendencia y comprometiéndose a renovarles el contrato a todos los trabajadores de la municipalidad que forman un total de 180 empleados, pero con algunos cambios. El día que todos estaban firmando contrato, Malvina Pachado y Magdalena Castillo no estaban en la lista de actualizados.

 

 

Malvina Pachado trabajaba en el área de administración en la municipalidad de Coronel Moldes. Con ocho años de antigüedad, y treinta y tres de vida, fueron despedidas junto con Magdalena desde el diciembre pasado. Malvina estando embarazada, se encadenó en el mes de diciembre, incluso antes de que se le venciera el contrato el día 30 de diciembre. “En los pasillos ya se hablaba de que estábamos despedidos prácticamente todos los que no pertenecíamos a planta permanente. Estaban esperando que se nos venciera para decirnos que no nos iban a renovar” y así fue.

 

Con tres hijos que mantener y su esposo haciendo changas, el único ingreso fuerte en la familia era el trabajo en la municipalidad. Luego de idas y vueltas, Malvina y Magdalena Castillo tomaron esta medida hasta tener respuesta. “Mi compañera el dia jueves 8 de febrero comenzó con una huelga de hambre, porque ve que no nos están dando solución” comentó Malvina que lleva mas de doce dias ahí. “La intendente salió a decir que si, que me iba a renovar el contrato, que volvía a tener la obra social, y el beneficio familiar, pero no quiso darme garantía de nada. Solo me dio su palabra.” agregó.

 

 

Hoy, el contrato anterior que incluía obra social, y beneficio familiar, se redujo de trabajar seis horas por día, a trabajar cuatro. Pagando un monto de 4000 pesos y contratándolos por un periodo de seis meses. La única explicación que se da desde la municipalidad, es que no se cuenta con presupuesto ni fondos para mantener los treinta y nueve contratados. Pero tampoco se entiende porqué se amplió la planta permanente. Uno de los hermanos de Rita Carreras, que trabajaba en el Hotel del Dique Cabra Corral, renunció a su puesto de trabajo para volverse planta permanente en la municipalidad. “Tenía un sueldo superior a los 18 mil en el hotel, no va a renunciar por menos.”

 

Magdalena Castillo que trabajaba hace once años y siempre por contrato, este 2018 comenzó manifestándose en la puerta de la municipalidad. Treinta y nueve personas fueron contratadas de nuevo tomando el contrato de los 4000 pesos. Ellas dos, son las únicas a los que no se le renovó, fueron despedidas directamente. Magdalena tomó la decisión de hacer una huelga de hambre, porque nadie se acerca a dialogar, menos a darle una solución “le pido a la sociedad salteña que se solidarice con nosotras dos que estamos también manifestándonos por los otros treinta y siete compañeros que firmaron ese contrato disconforme».

 

Abogados laborales, compañeros gremialistas y vecinos, lograron que el secretario de asuntos municipales, Miguel Calabró se acercara a Moldes el día sábado 10 de febrero, luego de llevar más de 16 días encadenadas para dar una solución, pero Rita Carreras impidió que eso pueda llegar a pasar. No quiso sentarse con el secretario a dialogar y posteriormente salió a denunciar por daños y destrozos a las dos compañeras y familiares que se encontraban ahí.

 

En ese momento, las posibilidades de que vuelvan a ser contratadas están muy lejanas a lo que se pensó. Pero las ganas de luchar son muchas y estas mujeres no van a permitir que se las pisoteé. “Necesitamos que nos devuelvan nuestro trabajo, no nos merecemos ganar 4000 pesos por lo que hacemos. Vamos a seguir hasta las últimas consecuencias” concluyó Magdalena.

 
 

1 Comentario;

  1. Todo mi apoyo desde España, país que sufre la oleada capitalista de su gobierno fascista que da igual quien gobierne, su lema es la opresión.

Los comentarios están cerrados.