6 abril, 2019
, Neuquén

Carlos, ¡siempre presente!

 

* Por Jorge Toledo, dirigente de ATEN, ex docente y compañero de Carlos Fuentealba.

 

Yo era compañero de Carlos. Fui a la ruta ese día en Arroyito. Llegamos al puente del corte y me encontré con él. Intercambiamos un par de palabras sobre la situación: veíamos que estaba “heavy”. Había un operativo policial muy fuerte. En general no habíamos tenido grandes represiones, no como lo que se vivió ese día.

 

 Los compañeros de la directiva se acercaron a hablar con la policía, quienes nos dan 5 min. para abandonar la ruta. Antes de poder desalojarla, la policía lanza la primera granada de gas lacrimógeno, seguidos por escopetazos de gases y balas de goma. Un sector de compañeros nos vamos hacia un descampado. Nos corrieron por ahí como 500 metros. Yo doy la vuelta por otro camino y salgo de vuelta a la ruta. Luego me replegué a la seccional más cercana, que era la de Senillosa. Mientras la gente se retiraba de forma pacífica, a unos 5 km del corte la policía avanza con las camionetas por la banquina, pasa al pelotón de gente en donde iba Carlos, y encierra a la multitud. Justo Carlos se había subido a la parte de atrás de un 147, y cuando la policía lo quiere interceptar el auto los esquiva y ahí es cuando el cabo Poblete se cruza la ruta, toma posición y larga el disparo de gas lacrimógeno que le da en la cabeza a Carlos.

 

Yo la conocía a Sandra, su compañera. Ese día venía comunicándose permanentemente con Carlos, hasta que lo empieza a llamar, porque escucha por radio que había habido un incidente, y él no le atiende. Estábamos con ella cuando se enteró: me pregunta si sabía si efectivamente era él, yo busco a un compañero que había ido a verlo a la sala de Senillosa, y confirmamos que sí era.

 

Estos 12 años han sido una lucha permanente para lograr la justicia completa. Fue en 2008 que se consigue lograr la codena a reclusión perpetua a Poblete. Desde un primer momento nosotros dijimos que no es sólo el autor material el responsable, sino en primer lugar el ex gobernador Jorge Sobisch. Los mismos jueces que condenaron a Poblete dicen que la represión había sido desproporcionada por la cantidad de policías, armamentos y municiones. Eran 5 o 10 veces más de lo que se había llevado en cualquier otro procedimiento en la provincia. Lo que quedó claro es que se buscó un escarmiento hacia los trabajadores. En este caso le tocó a Carlos.

 

La justicia ha permitido que Sobisch se presente a candidato impunemente y él ha aprovechado esa oportunidad. Hay otro problema que es la gente que lo vota: un 10% de neuquinos. Eso es lo que permite que asesinos de trabajadores tengan la posibilidad de volver a presentarse.

 

Creo que la educación popular es fundamental para generar un cambio social. En lugar de llevar chapa y comida para tenerlos cautivos,  llevar educación y consciencia para que esa persona pueda valerse y luchar por sí solas es importantísimo.

 

Carlos era un tipo muy compañero, solidario y humilde. Arrancó en la construcción y con mucho esfuerzo, junto con su compañera, hicieron todos los planes para que pudiera recibirse de maestro. Era un tipo de una paciencia infinita hacia sus alumnas y alumnos para que aprendieran. Los trabajadores y trabajadoras de la educación tienen permanentemente en la memoria a Carlos y su lucha. Por eso desde el 2007 hasta acá todos los 4 de abril ha habido paro. No solamente es una campaña que se hace aquí sino también en todo el país.

 

Tenemos un sector muy importante de la sociedad que ha votado por esta clase de gente que nos gobierna, y no sólo los ha votado sino que los defiende, entonces es una lucha por imponer en el sentido común estas características de Carlos: la solidaridad, el compañerismo en la militancia y la humildad, que hoy hacen falta más que nunca.

 

 

Relacionadas

Patagonia
23 octubre, 2019

Subite a La Poderosa en la Patagonia

Neuquén
3 septiembre, 2019

«Me robaron lo más preciado, a mi hijo»

Chos Malal
27 mayo, 2019

Charla informativa en Chos Malal