20 septiembre, 2019
, Chubut

La educación está de luto

 

 

*Por Roxana Verdié y Julieta Rusconi, docentes de Puerto Madryn.

 

Consignas que nos acompañaron desde el comienzo de la lucha, pero que hoy ya no son una metáfora; Chubut llora, Chubut sangra, pero también resiste. Acá no se rinde nadie, seguimos por las compañeras que ya no están, seguimos con un nudo en la garganta producto de tragar tanta impotencia, producto de tanta angustia y desconcierto.

 

La sociedad tiene muy en claro quiénes son los responsables. El gobierno de Arcioni prioriza el pago a los especuladores financieros antes que a les trabajadores estatales, velando por los intereses empresariales se olvidó que su deber es gobernar para el pueblo. Un pueblo que hace ya más de nueve semanas decidió levantar su voz para hacerse escuchar, soportando las políticas patoteras y de represión, de hostigamiento y amedrentamiento que Arcioni y Massoni decidieron llevar adelante apoyándose en la burocracia sindical para enfrentar a les trabajadores. Pero no señores, el pueblo no se calla.

 

Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Díaz debieron estar en Comodoro Rivadavia, trabajando, viviendo y no luchando por los derechos que este gobierno no tiene intenciones de garantizar. La muerte de nuestras compañeras fue un accidente que podría haberse evitado si el gobierno hubiera escuchado al pueblo. Pero no, decididos a gobernar para les más riques, ya hace más de un año que, incumpliendo paritarias, le meten la mano en el bolsillo a les trabajadores. Dejan que nuestres pibes y pibas habiten escuelas sin calefacción, sin copa de leche, sin gas, con edificios detonados; dejan a casi un 60% de la provincia sin obra social y con una salud pública completamente desmantelada; dejan a les pibes y pibas sin su boleto escolar; dejan a más de 2000 estudiantes de nivel terciario sin la posibilidad de completar sus estudios y por lo tanto culminar su formación profesional.

 

Decidieron no escuchar al pueblo y hoy Chubut está inmerso en una crisis social, en un estallido. Sin educación, sin salud y sin justicia, los ajustes que este gobierno viene realizando responden a una política de desfinanciamiento. Es mentira que quiere paz social cuando sus expresiones están cargadas de cinismo, necedad y soberbia.

 

Las puertas del dialogo no están abiertas, les trabajadores estatales, docentes y estudiantes hace meses venimos sosteniendo diversas medidas de fuerza buscando que este gobierno cumpla con nuestros derechos laborales. La educación está de luto, Chubut está en llamas y Arcioni y Massoni son responsables.

Relacionadas

ESTATALES DE CHUBUT
7 octubre, 2020

TRES MESES SIN COBRAR ES INSALUBRE

Chubut
17 marzo, 2020

No a La Mina, sí a la vida

Patagonia
23 octubre, 2019

Subite a La Poderosa en la Patagonia