12 julio, 2020
, Zavaleta

Nuestro padre político

* Por Fidel Ruíz, referente de Villa Zavaleta.

La verdad, no sé qué decir, cómo mierda explicar todo esto, otra vez, sí, otra vez este virus de mierda, pero sobre todo la desigualdad histórica, se nos llevó a nuestro amigo, nuestro padre político de una generación que crecimos viéndolo luchar, esta generación de pibas y pibes que hoy estamos dejando nuestras vidas por el barrio, como escucharon, por nuestro querido barrio. Hoy se nos fue una referencia, hoy otra vez volví a entender por que esta generación villera tiene que seguir con esta revolución. Les juro que no sé cómo seguir estas letras, no tengo esa hermosa habilidad que tenías con nosotros, con un guisito, mates con mucha azúcar, películas, asados, charlas, chistes sonsos, y muchas cosas más, generabas conciencia, nos formabas para que seamos lo que somos hoy: cuadros políticos. Y siempre tengo algo grabado, las veces que estábamos los tres, con la gran Neli, que ella decía que nos parecíamos mucho, callados, sonrientes, cabrones cuando no nos cabía nada la injusticia, siempre tirando para adelante y llenar de esperanza al mundo, porque teníamos algo en común, los dos éramos sagitarianos. Pero con el tiempo me fui dando cuenta que no era eso, era que había crecido políticamente a su lado, y lo primero que aprendí, es que para militar, para luchar hay que tener amor, endurecerse pero nunca perder la ternura, y eso nos dejás vos, Negrito, que aún con los ojos empapados, no puedo sentir enojo, siento dolor. Siento eso, porque este camino es duro, porque antes de conocer tu partida, estuve toda la noche con mis amigos, que me vinieron a buscar a casa porque se sentían mal, porque cada día luchan por salir adelante. Porque sí, todavía puedo abrazarlos con amor, eso que siempre me inculcaste vos, aún cuando tengas más muertos que años, no se pueda dormir y la salida sea consumir, ahí, siempre ahí, hay que abrazarse con amor. Con eso me quedo, va a ser mi consuelo. Mientras escribo, estoy en la ventana mirando el balcón de tu casa, para escuchar tu grito llamándome «Fidel«.

Zavaleta te va extrañar, todos los dias.
Hasta la victoria siempre, Negrito.

Relacionadas

DICIEMBRE 2001
20 diciembre, 2021

20 AÑOS LA MISMA LUCHA

Lluvias
29 noviembre, 2021

No se inunda más

Polideportivo Diego Armando Maradona
9 noviembre, 2021

EL DEPORTE ES SALUD