19 agosto, 2007
,

El fútbol, a sol y sombra

elfutbolasolysombra.jpgDe la primera jornada de fútbol popular, quedaron anécdotas, aprendizajes, sonrisas, recuerdos, goleadas, abrazos, amigos y una utopía gigante, que se aleja a cada paso que damos, para que nunca dejemos de caminar, como nos enseñó Galeano. Pero también, entre tanto, la jornada dejó poesía. Ahí, bajo la autopista, mientras 200 chicos disfrutaban la primera jornada de Fútbol Popular, otro chico paría estos versos.

El futuro llegó y los autos vuelan.

Allí están, pasando por arriba.

Todos van a un lugar, que no es un destino, y muchos con apuro.

Autos son pero también camiones, camionetas, motos.

Motores. Máquinas.

Hay humanidades sobre ellos, pero ya pasaron, ya se fueron de este cielo tan mentirosamente gris.

En su paso, que no son sus pasos, sólo reparan en algunas arterias.

Otras, ignoradas acá abajo, siguen sangrando sus caminos.

Orgullosas de su verbo, combaten la muerte con la misma espada que la nombra.

Sangre, antes de ser muerte siempre, es vida.

Sangre somos.

Y también por eso a veces mala sangre.

Pero si no ciego, el futuro si tuerto va pero no ve.

Doblemano no es lo mismo que dos manos dándose.

Veloces, los autos vuelan, velan.

Pero abajo, donde sangra, sólo son ruido y sombras.

Y a veces ni eso.

Abajo, donde sangra, se corre para poder caminar.

El espacio no es el cielo, sino éste.

Y la luna no es singular ni está allá arriba, aunque a veces sí se cuelgue en un ángulo.

El futuro no quiere que entre el sol, que igual cuela unos brazos para ver cómo lo dibujaron.

Relacionadas

DICIEMBRE 2001
20 diciembre, 2021

20 AÑOS LA MISMA LUCHA

Lluvias
29 noviembre, 2021

No se inunda más

Polideportivo Diego Armando Maradona
9 noviembre, 2021

EL DEPORTE ES SALUD

1 Comentario;

Los comentarios están cerrados.